Develan busto de Monseñor Romero en los Países Bajos

La Embajada de El Salvador en el Reino de los Países Bajos participó recientemente en la develación de un busto del beato Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, en la ciudad de Almere, en el marco del aniversario 37 de su martirio.

La ceremonia fue presidida por la embajadora Aída Luz Santos de Escobar y el alcalde de la ciudad neerlandesa, Franc Weerwind.

En su intervención, la embajadora salvadoreña destacó que, en memoria a la labor en defensa de los derechos humanos realizada por Monseñor Romero, las Naciones Unidas declaró que cada 24 de marzo – fecha en la que el obispo mártir perdió la vida- se conmemorase el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

El busto, instalado en el centro financiero de Almere, es una obra elaborada en bronce por la escultora Paulina Martin de Kreij, quien en el proceso artístico de elaboración, facilitó e incluyó a jóvenes emprendedores y estudiantes de arte, con la intención de fomentar y promover la creatividad, la dedicación y el talento por el arte y la cultura en las nuevas generaciones.

Este proyecto contó con el apoyo de distintas organizaciones y personas que promueven el arte, la cultura y la labor social.

Al evento asistieron autoridades locales, eclesiásticas, representantes de la Cancillería del Reino de los Países Bajos, miembros del cuerpo diplomático acreditado en La Haya, Organismos Internacionales, comunidad salvadoreña e invitados especiales.

También, en conmemoración del arzobispo salvadoreño, la embajada organizó una celebración eucarística en la Basílica de San Nicolás, de la ciudad de Ámsterdam.